Somos la Generación “selfie”

Hoy voy a hablar de una asignatura fantástica que tengo la suerte de impartir: Sociedad Digital y visual.

Me gusta especialmente esta asignatura por muchas razones. Sobre todo porque podemos explorar los retos que nos plantea nuestra sociedad hipertecnológica y hacernos interesantes preguntas. Uno de los temas que vimos en clase es que somos la generación “selfie”. ¿Quién no se hace un “selfie” hoy en día y la cuelga en whatsapp y en las redes sociales? Con los amigos, solos en un lugar determinado o con alguna persona a la que respetamos en particular. Pero la pregunta interesante, al menos para mí es: ¿ Es la generación “selfie” una generación narcisista?

Estuvimos revisando este tema en clase, a través de un debate. Con el culto a la imagen de nuestra sociedad y la necesidad de acumular “likes” constantemente, ¿qué imagen nuestra vendemos? ¿por qué lo hacemos? ¿Qué necesitamos?

Curiosamente, algo tan automático como “postear” una foto se convierte en algo diferente cuando analizamos el porqué o cuando le preguntamos a alguien qué imagen damos y si concuerda con la que queremos dar.

Durante el debate observamos la importancia que concedemos a la opinión que tienen los demás de nosotros. Sobre todo concluimos que tenemos que transmitir una imagen de vida feliz y de exclusividad, porque esto es lo que genera admiración e influencia entre el resto.  Queremos que los demás nos admiren, nos vean, nos reconozcan. Posiblemente porque nosotros no podemos vernos, ni valorarnos personalmente y necesitamos que los demás lo hagan por nosotros.

¿Somos una generación narcisista? Concluimos que sí.  Y para muestra un botón. Al acabar la clase nos hicimos todos un selfie.