Experimentar, probar, equivocarse

Jordi haciendo una exposiciónDesde hace tiempo soy profesora de idiomas, he dado clases de inglés, danés y ruso. Y todas ellas tenían algo en común. A diferencia de otras asignaturas, en las que los alumnos están interesados en el contenido en sí, en las lenguas extranjeras lo importante no es el contenido, sino todo el proceso de aprendizaje que permite ir expresándonos en otra lengua. Porque, ¿qué es el inglés o el ruso? ¿Es algo definido, tangible, acotado?… Es aprender a crear el armazón, la estructura, familiarizarnos con el vocabulario para poder intuir el significado de otras palabras y sacar el significado del contexto.

Creo que es por esto por lo que me gusta tanto dar clases de lenguas extranjeras. Porque lo importante es el proceso, no el fin.

Desde algún tiempo he comprobado que los alumnos quieren unas clases dinámicas donde experimentar el inglés. Por experimentar quiero decir poner en práctica y ver qué pasa con todas esas expresiones que utilizan cuando se comunican, ¿encajan bien? ¿Me falta vocabulario? ¿Se entiende bien lo que quiero decir?

En las clases de este trimestre de nivel intermedio he tenido la suerte de tener dos grupos fantásticos, uno en septiembre y otro en noviembre. ¡Madre mía menudo potencial tenía las clases! Gente con recursos, con experiencia, con conocimientos, con capacidades. La verdad es que los primeros días estaba un poco intimidada. Pensé que realmente tendría que darles algo bueno para que no se marcharan de la clase.

Curiosamente los profesores solemos enfocar estas clases desaprovechando todo el potencial que existe en la clase: hacemos gramática, vocabulario y ejercicios escritos en el 80% del tiempo de las clases cuando el principal ejercicio que necesitan hacer los alumnos es ¡practicar, probar y equivocarse! Y después entre todos buscar otras opciones de expresión que sean más genuinas.

Entiendo las clases de lenguas extranjeras como clases de comunicación pura y dura. En que no sólo se deben aprender diferentes estrategias de comunicación, sino también a ponerlas en situación, en su contexto. Es decir practicar el idioma según los diferentes contextos que van surgiendo en relación a los temas que les interesan. Y sobre todo el sistema para mí es “Inmersión total”. No existen conversaciones entre nativos adaptadas a principiantes, no hay artículos “reales” para aprendices de idioma. Existen noticias, conversaciones, peticiones, entrevistas más complejas o más difíciles pero ante ambas nos tendremos que enfrentar en la vida real sea nuestro nivel de idioma mejor o peor.

Les envío desde aquí un abrazo a todos mis alumnos de inglés por ser tan luchadores, tan valientes, por querer lo mejor para ellos, por querer avanzar y no rendirse. Y por tener paciencia conmigo y ayudarme a mejorar mis clases. ¡Conseguiréis lo que os propondréis, no tengo duda!

Imagen: Jordi haciendo una exposición

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s